DEPORTES

El deporte es una parte fundamental de la vida de Marc Bator. En la vida privada, pero también en todo momento de su carrera, el deporte desempeñó un papel decisivo. Aquí Marc Bator escribe sobre la pasión, la motivación y a dónde puede llevar la vida, incluso cuando falta el talento necesario.

«Al menos, en aquel entonces lo intenté con el fútbol. A principios de los años ochenta en el juvenil E de mi equipo local de la región de Hannover. Y rápidamente quedó claro que no tenía ninguna posibilidad: ningún talento con el balón, dijeron mi entrenador y mis compañeros. Lo que en aquel momento no me podía imaginar es que el fútbol volvería a mí. Mucho más tarde y en otra forma. En 1994 me convertí en la voz del programa de fútbol más exitoso de la televisión alemana de la época.

Cambio de escenario.  Otoño de 2012. Mi primera carrera amateur. Con 39 años. 75 vueltas por kilómetro. Velocidad media: 44,1 km/h. Fue casi una  victoria. Me ha encantado el ciclismo desde que tengo memoria. Soñaba con convertirme en ciclista profesional. Mi madre que no me permitía correr en bicicleta por miedo a que sufriese un accidente grave, me llevó a Berlín Oeste  en 1987 para ver en directo la salida del Tour de Francia.

El ciclismo jamás me abandonó. Hace unos años me apasionó tanto que decidí involucrarme en este deporte. Las experiencias, que adquirí durante mi trayectoria profesional en los medios de comunicación, de información y en el marketing, condujeron en 2014 a la fundación de la empresa TEAMVISION  junto con algunos socios.

Actualmente, TEAMVISION se ha extendido más allá del ciclismo. Asesoramos a deportistas de alto nivel de diferentes disciplinas. Y promocionamos el deporte. Para ello, volví a la escuela y, en 2018, completé un curso certificado en gestión deportiva en la Universidad de St. Gallen. En el futuro, el deporte seguirá siendo una parte importante y emocional de mi vida,  tanto en el ámbito profesional como en el personal.»